Pero...¿es para tanto?

Cuando hablamos de los casos de acoso escolar, nos centramos, como es lógico, en lo que están pasando, lo que están pensando y sintiendo en el momento esos niños y niñas acosados/as, que viven marginación, abusos y agresiones físicas o verbales cada día.
Sin embargo, no muy a menudo nos paramos a pensar en «mañana», en qué sentirán, en cómo les afectará a esos niños o niñas todo lo vivido en la infancia.
Hay estudios que muestran las consecuencias, pero, yo he querido preguntar a la gente, a esos adultos que lo vivieron.
Dentro del capítulo Superdocentes de Proyecto Fénix, nadie se ríe de nadie, en el formulario online, una de las preguntas era cómo les había afectado en su vida adulta.
Las respuestas fueron variadas, y una vez más, respetando el anonimato, en ese apartado se explican.
Pero a veces, y sólo a veces, una imagen vale más que mil palabras. 
Y una imagen hecha de palabras, creo que explica muy bien lo que respondieron. 

Personalmente no quiero que mi alumnado viva con esos sentimientos en su vida adulta, y haré lo posible para que así sea. 

¿Os apuntáis a la aventura de volar con Fénix?

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cosas cuquis de la vida

La asamblea de majaras...

Cuidado con el biligüismo!