Viva España! Y viva Halloween!

Durante estos días del mes de octubre, oímos muchas opiniones sobre la idoneidad de celebrar Halloween. Argumentos a favor, argumentos en contra...está bien que cada uno tenga su opinión, pero hay que hacerlo con cierto sentido común...

España es un país cuya riqueza histórica, cultural y artística, reside en la convivencia y mezcla de las diferentes civilizaciones que han pasado por la península desde la antigüedad. Incluso hoy, convivimos muchas culturas diferentes, y no cabe discusión en el hecho de que hemos traído cosas de Estados Unidos desde siempre: McDonalds, es de allí, la repostería que tanto está de moda, es de allí, muchas de las películas que vais a ver el cine, son de allí...tantas cosas que me pregunto:quién traza la línea entre lo que si vale y lo que no? 

El aula de inglés, como ya sabemos, es un punto de encuentro de otras culturas. No sólo aprendemos el idioma como algo aislado, sino que contextualizamos, hacemos un todo: idioma, costumbres, tradiciones...para poder comprender y aprender, de una manera global. Nuestros alumnos no pueden aprender una lengua sin saber dónde se habla, quiénes la utilizan, su historia y sus tradiciones. Sería absurdo pensar que aprender una lengua de una manera aislada puede ser motivador y alguien va a tener ganas de sentarse en la silla a escuchar lo mismo de siempre.

Por otro lado, las fiestas de otros países, nos ayudan a aprender más sobre el idioma y dicha cultura, de una manera mucho más amena y divertida que sentarse en la silla a recitar vocabulario, verbos irregulares, preposiciones y demás "diversiones" que nos ofrece el inglés...
Pensemos que tenemos 7 o 10 años, no os gustaría más aprender con una fiesta, con películas, con disfraces? Está demostrado que lo que aprendemos mientras jugamos se fija mejor en nuestro cerebro, y que lo que memorizamos en una clase, lo perdemos en un 90% a las pocas semanas. 

Qué hay de malo en introducir tradiciones de otros países si nos ayudan a ampliar no sólo conocimientos, sino experiencias, valores de respeto, curiosidad, tolerancia...si damos a los niños un amplio abanico de oportunidades, podrán elegir en un futuro. Quiénes somos nosotros/as, como docentes, para negarles el hecho de conocer más, ya sean fiestas, datos, historia...? Y si en nuestro aula está un futuro organizador/a de eventos, maquillador/a, historiador/a, actor o actriz, maestro/a de inglés... si no les dejamos experimentar, nunca lo sabremos, y lo que es peor, nunca lo sabrán ellos. 

Cada día veo como maestros y maestras se niegan a celebrar Halloween, o lo hacen de puntillas, sin entregarse...qué mejor manera de dignificar nuestra profesión, que lanzándonos de lleno a vivirla, a experimentarla, a contagiar a los alumnos y alumnas de ganas de vivir, de experimentar y de celebrar. Sigamos siendo un país rico en cultura, rico en experiencias, permitamos a l@s niñ@s y, por qué no, a nosotr@s mism@s, disfrutar de la grandeza que nos ofrece el mundo entero



Comentarios

Entradas populares de este blog

Cosas cuquis de la vida

Peter Pan, Wendy y Campanilla

Happy Easter!!!