domingo, 11 de junio de 2017

Queridas personas acosadoras...

...Queridísimas personas que pusisteis vuestro granito de arena en el acoso social y verbal que sufrí en el colegio e instituto. Porque recordemos que el acoso escolar es una situación de agresión ( física, verbal, social...) que se repite en el tiempo, con la clara intención de dañar a una persona que no puede o no sabe defenderse, es decir, en una relación en la que hay un desequilibrio de poder. 

Gracias.

Tengo que daros las gracias por muchas cosas.

La primera por corroborar que no estoy loca.  Por demostrar que, en efecto, todo pasó de verdad. Que las miradas, los comentarios y los desprecios, el aislamiento y el dolor fueron reales. Por dejar claro que no he exagerado. Que no me he inventado una historia paralela a la real. Yo, era una niña rara, diferente a las demás y os encargasteis de dejarlo muy claro. Ojalá alguien nos hubiera leído el cuento de Raquel Díaz Reguera, Qué le pasa a Uma? A lo mejor todo habría sido diferente. Yo qué se.
De la editorial NubeOcho. No os lo perdáis, por favor.

También quiero daros las gracias por juzgar, por las relaciones tóxicas, por reíros de los débiles, de los raros y raras, de los que son distintos o distintas, por el aislameinto, por la humillación, por el desprecio, simplemente por no ser tan fuertes como vosotros/as , tan...tan cómo? Insensibles? Sumisos/as? Por hacer, sentir, pensar o decir otras cosas?
Yo cometí mis errores, tomé malas decisiones y aún así no soy la culpable de nada. Me está costando mucho, pero con el tiempo, aprendo a ser más indulgente conmigo, cada acción, tiene una reacción, y muchas de mis decisiones venían motivadas por algo. 

Siempre hay algo detrás. 

Y a fuerza de repensarme, de volver la vista atrás y de profundizar en el acoso escolar, tengo que daros las gracias una vez más, porque sino me hubieseis tratado así, no habría llegado a elaborar mi Teoría de la escalera.


Si alguien hubiera trabajado conmigo autoconcepto y autoestima, me habría aceptado y querido cómo era, no me habrían afectado tanto vuestros desprecios e insultos.
Si nos hubieran enseñado gestión de emociones, respeto y tolerancia, habríais comprendido que todos y todas merecemos ser tratados con dignidad, y habríais​ sabido gestionar qué os pasaba, conmigo y con el resto.
Si nos hubieran enseñado empatía y cooperación, os habríais puesto en mi lugar y en el de otra gente, porque no pude ser la única. No lo fui. De vez en cuando, os pasaba entre vosotras, y, a quien le tocaba ser víctima, venía conmigo, buscando apoyo. Pero si hasta creo recordar que una vez, una, me preguntó que cómo lo aguantaba...

En fin. Supongo que todo habría sido distinto.

Y si nuestros profes se hubieran leído a Fénix, habrían querido ser unos Superdocentes, habrían querido conectar con su alumnado, sobre todo con el más vulnerable, con los raritos y raritas, con los que lo teníamos peor. Y habrían conocido los tipos de acoso escolar, y habrían prestado más atención a uno que no entra en clasificaciones oficiales pero que está ahí, el acoso escolar machista, que no es una agresión sexual, es un acoso que consiste en insultar, humillar y agredir a las chicas por su condición de chicas. Este acoso, simplificado, sería cuando te llaman puta por cualquier cosa.

Os tengo rencor? Si. Porque todavía hoy ejercéis un poder sobre mi que no puedo manejar ni evitar. Pero si no me las hubierais hecho pasar tan mal, no sería quien soy ahora.
Y soy la persona que quería ser.
Mejor dicho, lo estoy consiguiendo. Afortunadamente, me queda toda la vida por delante y no tengo prisa.

martes, 2 de mayo de 2017

Fénix. Nadie se ríe de nadie.

Hoy 2 de mayo es el día internacional contra el acoso escolar y creo que no hay mejor día para escribir esta entrada. 
Y es que por fin voy a hablar de Fénix y de La teoría de la escalera, esa de la que ya os he hablado por encima. 
Fénix es un proyecto en el que llevo trabajando bastante tiempo y que verá la luz más pronto que tarde. 
Este proyecto nació de la necesidad personal y profesional de educar contra el acoso escolar, y de la observación de que todas las intervenciones, todos los programas etc. que se iba realizando en materia de prevención, iba dirigido a cursos de secundaria y edades en las que, desde mi punto de vista, es muy difícil desaprender conductas de opresión, de agresión, de sumisión...
Es por esto que este proyecto está enfocado al alumnado desde sus primeros años de vida, desde educación infantil ( primer y segundo ciclo, hasta educación primaria), para que crezcan con unas raíces de respeto que les hagan evitar las conductas violentas y agresivas.

En el proyecto se explican conceptos como el acoso escolar y la inteligencia emocional, se expone la necesidad de educar desde que nacemos en valores de igualdad, respeto, diversidad y tolerancia, ya que no nacemos programados para ello y nos tienen que guiar en el proceso. También se cuentan una serie de características o “superpoderes” que necesitamos los docentes para acompañar y ayudar al alumnado en los casos de acoso escolar. Esta idea, surge de una conversación de un grupo de gente muy diversa, de entre 20  y 40 años, que hablaban sobre el acoso que habían sufrido en su etapa escolar, y de cómo el profesorado no había hecho prácticamente nada. Se me ocurrió preguntar a esas personas y algunas más, qué hubieran necesitado y busqué los puntos en común. Esos puntos, quizás, son lo que deberíamos entrenar como docentes.
Y para trabajar, lo haremos a través de una teoría, La teoría de la escalera, que nos guía hacia una serie de actividades adaptadas a cada edad, para que el alumnado vaya adquiriendo, peldaño a peldaño, una serie de valores que les ayudarán a respetar y ser respetados, para poder crecer en entornos seguros y acogedores.
Desde mi punto de vista, para desarrollarnos como personas, y desde que nacemos, debemos potenciar una serie de valores, y en un orden determinado, para que cada uno cumpla su finción. se debe ir subiendo esa escalera paso a paso. 

Esa escalera, además, está interrelacionada con el acoso escolar, ya que todos esos conceptos hay que trabajarlos con todos los agentes que se dan en el bullying: víctima, acosador/es y testigos. ¿Cómo? Así, mirad. 

En el proyecto, hay actividades para todas las edades desde escuelas infantiles hasta primaria. Desde Baby Fénix hasta que Fénix supera una a una todas las pruebas: cada escalón, una pluma nueva y así, consigue todas sus plumas. 

El proyecto fue desarrollado a través de actividades que fui realizando en distintos colegios y niveles, pero durante el curso 2016- 2017 he podido desarrollarlo entero en un aula del C. E. I. P. Lope de Vega, en Carabanchel, de difícil desempeño, y los resultados han sido muy positivos. El aula en el que estoy, es lo que se podría denominar un “polvorín”, alumnado con personalidades muy marcadas, con mucha impulsividad...a través del diálogo, de la reflexión, de ir subiendo esa escalera de Fénix, hemos conseguido un curso emocionante, con momentos de estrechar lazos, los conflictos se solucionan con la palabra y son ellos y ellas quienes velan por la seguridad y los cuidados en el patio del recreo. Los conflictos no desaparecen por arte de magia, pero si se transforman en algo manejable, en algo que tiene una solución.
El elegido ha sido un Fénix porque las personas que han, perdón, que hemos sufrido acoso escolar, fuimos convertidos en cenizas pero resurgimos, y ahora, somos más fuertes. Y ahora podemos y queremos ayudar a que no le vuelva a pasar a nadie más. 
Por eso Fénix tiene que llegar a todas las aulas, para que ayude al alumnado a entender, a querer, a valorar...y a volar. 

sábado, 22 de abril de 2017

Día del libro, cada día.

Con motivo del día del libro, y recordando una conversación en Twitter sobre crear un club de lectura en el colegio, he decidido hacer una entrada explicando cómo fomento la lectura en clase, tanto en inglés, como en español. 

Por un lado, como maestra de primaria y especialista en inglés, he tenido la oportunidad de trabajar en distintas edades y en los dos idiomas, recogiendo y desechando ideas que funcionaban o no, y por otro lado, amo la lectura, los libros han sido mis grandes amigos y unas de mis pasiones desde que, con 3 años, mi hermano me llevó a la biblioteca de mi pueblo y salí de ella con mi carnet.
Con esta experiencia personal y profesional, he podido desarrollar varias ideas para fomentar la lectura e intentar que adoren los libros tanto como yo. 

¡Vamos por partes...mejor dicho, por capítulos! primero veremos cómo hacerlo y después os dejo una selección de mis cuentos y libros preferidos: 

Capítulo 1. Educación infantil: 

En las escuelas infantiles, aunque parezca imposible, es donde debe empezarse a fomentar un hábito lector. A los niños y niñas, les encanta leer, ver sus cuentos, que se los cuenten...es a medida que crecen y que hacemos que sea una imposición con, quizás, una regular selección de lecturas, cuando dejan de tener interés en los libros.
Lo habitual es que, por aula, haya una biblioteca viajera, en la que cada semana las familias se lleven un cuento y disfruten de él durante el fin de semana. 
Pero no es lo único que se puede hacer. 
El momento de contar un cuento es muy importante para captar la atención del alumnado, y tenemos que vivirlo, dramatizarlo e involucrar a los/as más pequeños/as para se queden con ganas de más. 
Es una gran actividad, además, dejarles tiempo de lectura. De este modo, buscan un lugar tranquilo en la clase, se sientan con su libro preferido, son música relajante, tranquila y/ o instrumental, y pasan un ratito viendo su cuento. 
Pos supuesto, eso puede hacerse en inglés de la misma manera. 
Para el día del libro, algunas de las actividades que más me gusta hacer son libros cooperativos, toda la escuela participa en la elaboración de un cuento. Por ejemplo, un año, saqué de internet unas poesías en inglés sobre los colores. Cada clase, en una cartulina grande del color que le había tocado, ponía gomets o coloreaba cosas de dicho color, y yo copiaba la poesía. Al final del día, "encuadernaba" todas las cartulinas y teníamos así nuestro Big Book. Luego, formaba parte ya de nuestro material de aula, adaptado a toda la escuela. 
Además, lo hice en tamaño cuartilla para que cada uno tuviera su propio libro. También hemos hecho marcapáginas de mil formas y colores. 

Me encantaría tener fotos de todo ésto, pero no...

Capítulo 2. Educación primaria: 

En la clase de inglés de segundo ciclo de educación infantil y de los primeros cursos de educación primaria, he hecho un proyecto para desarrollar la inteligencia lingüísitica, que, a través de actividades que se basan en las 4 habilidades, reading, writing, speaking y listening, fomenta la lectura. Se llama Tic, Tac, Talk!, he podido llevarlo a la práctica y funciona bastante bien!

En español, este curso, tenemos la Biblio Aula, llena de libros y cuentos.




También tenemos el Rincón de investigación, donde el alumnado puede transformase en pequeños detectives que se sumergen en los libros que allí hay. Cada día va creciendo un poco más, con aportaciones mías y del propio alumnado. 






También tenemos las colecciones de libros de la dotación del colegio que vamos leyendo en voz alta, con música instrumental y tranquila de fondo...hoy ha tocado empezar un nuevo libro!



Además, en clase, trabajamos poesías de distintos autores y autoras, por ejemplo: Federico García Lorca, Josefina de la Torre, Miguel Hernández, Gloria Fuertes, Rafael Alberti...

Capítulo 3. Mis favoritos para clase. 

Aquí os dejo mis libros favoritos para trabajar en el aula. No están divididos en edades porque creo que con una adecuada adaptación, casi todos los libros se pueden utilizar en casi todas las edades. La interpretación a cada edad será distinta y quizás ahí resida el encanto...







Capítulo 4. Mis favoritos en la mesilla. 

Y aquí os dejo una pequeña lista de los libros que más me gustan o me han gustado a lo largo de mi vida. Digo pequeña porque es imposible condensar todos los libros que nos leemos y nos encantan, pero...¡vamos a intentarlo! No están colocados en orden, y habrá diversidad de gustos y opiniones, pero esa es la grandeza de la vida, el amplio abanico de oportunidades que nos ofrece.





Epílogo. 

Espero que os haya gustado y que me dejéis vuestras ideas para seguir mejorando y trabajando el fomento lector en las aulas, además de vuestras propias recomendaciones. 
¡Y a leer!

sábado, 8 de abril de 2017

Por 13 razones

Es la nueva serie de Netflix ( producida por Selana Gómez entre otros/as), que me ha dejado impactada, tratando el tema del acoso escolar en los institutos. 
Por 13 razones, o 13 Reasons Why, podría haber pasado por una serie más, un telefilme de después de comer o una insípida obra que, como otras series o películas, abordan un tema tan complejo como es el acoso escolar, de puntillas, incluso con finales felices donde al final, comen perdices. 

Pero el acoso escolar no tiene un final feliz, y esta serie tampoco. 

El acoso no tiene un final feliz porque desde el momento en el que empiezas a sufrirlo, las consecuencias te pesarán el resto de tu vida. Quieras o no. 

La serie empieza por el final desgarrador, así que no es spoiler: Hanna Baker se ha suicidado y va a explicar por qué.
Los capítulos son una sucesión de historias relacionadas con los personajes que Hanna considera que son los responsables de su suicidio. 


Es una serie que te abre en canal, te lleva de vuelta al instituto y das las gracias porque en nuestra época no hubiera redes sociales. 

Una foto puede cambiar tu vida, una mentira, una verdad, un desprecio, la soledad, la invisibilidad... la niñez y la adolescencia son períodos difíciles, sentimos de una determinada manera y la respuesta de los adultos es demoledora: "son cosas de niños"
En el instituto el cambio es hasta doloroso, se pierde la niñez pero no se llega a ser adultos, y se está en una tierra de nadie donde todo es vivido con intensidad extrema. 
Pero es real, todo lo vivido por los y las adolescentes es real y merece y es necesario que sea tenido en cuenta.
La serie cuenta todo el proceso desde, o al menos así lo considero, el respeto, al realidad, un tema tan complejo como es el acoso escolar y el suicidio, es incómodo en sí, pero la serie te pone los pies en la tierra y te recuerda que pasa y que no hablarlo no es la solución. 
No obstante le encuentro un pero bastante grande a la serie y al posterior documental sobre la propia serie: 
Hanna sufre acoso y cyber acoso porque le hacen una foto con un chico, porque la tildan de "fácil", porque su amiga se enfada con ella por otro chico, etc. Todos los fuegos arden debido a la hoguera del machismo, al patriarcado, y ninguna vez se nombran. 
Si en la serie no tiene cabida, ¿por qué en el documental no se nombra claramente? Ese tipo de acoso escolar es el acoso machista que llevo diciendo tiempo que debería contemplarse en las clasificaciones oficiales.Tipos de bullying
Las chicas viven cada día los comentarios de sus compañeros de clase que se atreven y se creen con el derecho a instrumentalizarlas, a tratarlas como verdaderos objetos y cachos de carne, a ponerles el sello de calidad, o no, a cada una de ellas, a cada una de nosotras
Todas lo hemos vivido, todas hemos sufrido esos comentarios, esas burlas o esas agresiones verbales. 
En la serie se plantea la manera que tenemos de relacionarnos con los demás, sobre todo con las chicas. La reflexión de Clay parece simple pero encierra mucho detrás: "debemos cambiar, tratarnos mejor".

Quizás algún día lo entendamos todos y todas, y la lucha contra el machismo y el acoso escolar sea cosa del pasado. 
Para ello, hay que subir cada peldaño de una escalera que empieza por relacionarnos bien con nosotros/as mismos/as y, a medida que subimos, relacionarnos mejor con el resto. 
La teoría de la escalera que más adelante comentaremos. 
Pero eso es otro capítulo. 

De momento, os animo a ver Por 13 razones
Yo voy a la búsqueda del libro de Jay Asher en el que está basada la serie. 

martes, 4 de abril de 2017

Frenchy, el fracaso del sistema escolar.


Creo que es indispensable la igualdad de oportunidades, y esa igualdad de oportunidades es muy difícil de conseguir si no partimos desde el mismo punto. El fracaso escolar se mide y se juzga en función del alumno/a que deja de estudiar, en lugar de verlo como lo que es: un fracaso del sistema escolar en sí, que no ha sabido ofrecer al alumnado lo que necesita en ese momento.

A veces nos empeñamos en que la gente haga carreras universitarias y en llenar la enseñanza de aprendizajes teóricos, y no nos damos cuenta de que hay gente que no va a acceder a ellas, por capacidad, por entorno, por desmotivación...y se nos olvida explicar al alumnado lo importante que es estudiar, si, pero aún más, estudiar algo que podamos hacer. Algo que nos motive, que implique teoría y práctica, que nos prepare para el futuro y que podamos contar con ello.

En la semana cultural del cole, #SemanaCulturalLope, vamos a trabajar Grease, los modelos tóxicos de relaciones que salen, bailes, talleres, etc. Un análisis exhaustivo de la película, en definitiva. Y uno de los personajes que más llaman la atención es Frenchy, una joven soñadora que quiere salir cuanto antes del instituto para ponerse a trabajar. Intenta peluquería, y no sale bien. No consigue aprender a hacer las mezclas de los tintes y acaba con el pelo rosa (WTF?). Y un galán trajeado, Frankie Avalon, le canta que vuelva al instituto, que no sea una cateta y así no se arrepentirá. La letra de la canción, se las trae, pero creo que el mensaje que podemos sacar es que no dejes los estudios antes de tiempo. Si quieres ser peluquera, genial, pero primero termina el instituto.
Entre bailes de rulos imposibles, Frenchy sueña y deja de soñar y vuelve al instituto.
Resultado de imagen de frenchy grease libre de derechos
Imagen sacada de Pinterest

¿Por qué nos hemos detenido en este personaje en el cole? Porque no queremos que nuestro alumnado se reitre antes de tiempo, aunque es fácil que ocurra. Por eso, para que conozcan otras profesiones a las que pueden dedicarse, se ha preparado una charla hoy con Cero6, una empresa dedicada a la educación infantil y con la que tengo mucho contacto
.
Para trabajar en una escuela infantil, es necesario tener el ciclo formativo de educación infantil o la carrera de educación infantil.
Pero lo más importante de todo es conocer que existen, y qué se hace en ellas. Mi alumnado me preguntó que qué se hacía con los bebés, que cómo era trabajar en ellas, y les dije que podíamos hablar con Patricia, de Cero6, para que viniera a contarnos todo lo que sabe, que es mucho.
Hemos pasado un día muy divertido y entretenido, porque han traído muñecos bebés de sus casas, para cuidarlos durante todo el día, y Patricia nos ha contado muchísimas cosas sobre los bebés, cómo aprenden, cómo crecen...se han mostrado muy entusiasmados y después de la charla, han estado elaborando materiales para trabajar con los bebés.




Pero claro, mientras teníamos que trabajar, ¿qué podíamos hacer con los bebés?...Llevarlos a la escuela infantil!!